El fabricante creador de juguetes sexuales We-Vibe ha tenido que pagar a sus clientes casi unos 8.000€ a cada uno después de que estos clientes compraran este pequeño vibrador, que vendía y así rastreaba el uso de sus propietarios sin su consentimiento.

El vibrador We- Vibe 4 plus es un juguetes sexual que se conectaba con bluetooth y que puede controlarse a través de una app. Se vende como una manera que permite a la pareja mantener la pasión y la llama encendida juntos o separados entre ellos. Se puede manejar mediante una aplicación que se puede activar remotamente algo que permite llenar de pasión a la pareja.

La app se puede controlar el vibrador es muy poca segura porque permite que cualquier dentro del alcance bluetooth puede controlar el aparato. Por otro lado, los datos son recolectados y enviados de vuelta al sistema, así permitiendo a la compañía saber muchos detalles del vibrador así como la temperatura y la intensidad de la vibración. Por eso ambos factores combinados revelan mucha información íntima sobre los datos sexuales de los usuarios del pequeño vibrador.

Los fallos de seguridad de vibrador se revelaron por primera vez en una conferencia de hackers. Ambos aseguraron que se trataba de un grandisimo problema. La activación no deseada de un vibrador es potencialmente una agresión sexual.

Tras presentar la correspondiente demanda colectiva entre todos los afectados, el fabricantes de vibrador We-Vibe tiene que pagar alrededor de unos casi 3 millones de euros a los propietarios que compraron la app. Los que solo compraron el vibrador podrán reclamar hasta casi unos 150€.

En realidad, si tenemos en cuanta la cantidad del acuerdo y los diferentes gastos legales, pues la mayor parte de los compradores de los vibradores tiene que recibir una cantidad de unos 7.000 euros cada uno.

El fabricante a pasado un comunicado que han tomado en serio la privacidad de los clientes y la seguridad oportuna de los datos. Han mejorado la privacidad, incrementando la seguridad de la aplicación, dado más opciones a nuestros usuarios a la hora de compartir los datos y van a seguir continuando trabajando en la seguridad de la app.